La bibliografía actual habla de multitud de factores que pueden suponer un riesgo lesional (Freckleton, G., 2012) (Opar DA., 2012). Entre otro se incluye un calentamiento no adecuado, un desequilibrio de fuerza, falta de flexibilidad, estabilidad lumbopélvica, el ROM del tobillo,  la debilidad muscular, la fatiga, deshidratación o el historial de lesiones pasadas del deportista.

Un reciente meta-análisis ha llegado a la conclusión de que los factores que más predisponen a un deportista a lesionarse son los siguientes (Freckleton, G., 2012):

Edad: los deportistas de mayor edad están expuestos a un mayor riesgo de sufrir una lesión isquiotibial.

-Lesión previa isquiotibial: el hecho de haber padecido una lesión previa puede llegar a duplicar el riesgo lesional.

-Fuerza máxima del cuádriceps: un aumento de la fuerza máxima del cuádriceps puede suponer un aumento del riesgo lesional.

Así mismo, Opar (2012) hace otra clasificación diferente que divide los factores de riesgo ya mencionados por Freckleton (2012) en dos grupos: alterables y no alterables.

Factores de riesgo no alterables: en este grupo podríamos encontrar la edad, la etnia o el historial de lesiones previas.

Factores de riesgo alterables: en este otro grupo se incluyen los desequilibrios musculares (fuerza, asimetría bilateral, ratio H:Q, ángulo de fuerza máxima en la flexión de la rodilla), la flexibilidad y la fatiga.

El conjunto de todos los factores mencionados según ambos autores (Opar DA., 2012) (Freckleton, G., 2012)  podrían llegar a causar una lesión isquiotibial, por lo que cabe pensar que en el diseño de un plan de reducción de riesgo lesional se deberían verse reflejados estos factores.

Según Verrall (2009) la reincidencia de la lesión, que tanto preocupa en el deporte, se debe a la persistencia de la debilidad de los músculos lesionados, una reducción de la extensibilidad de la unón miotendinosa por la fibrosis residual, cambios adaptativos del patrón biomecánico tras sufrir la lesión y otros factores tales como la estabilidad lumbopélvica.

 

Bibliografía

  1. Freckleton, G. and Pizzari, T. (2012). Risk factors for hamstring muscle strain injury in sport: a systematic review and meta-analysis. British Journal of Sports Medicine, 47(6), pp.351-358.
  2. Opar DA., Williams MD., (2012) Hamstring strain injuries: factors that lead to injury and re-injury. Sports Med. 2012;42(3):209–26.
  3. Verrall, G., rnason, r. and Bennell, K. (2009). Preventing Hamstring Injuries. Sports Injury Prevention, pp.72-90.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *